Encuentro de la Cruz de Lampedusa con la parroquia de San Antonio Abad de Trigueros

FE
   Durante el día de ayer domingo, 23 de febrero, la Parroquia de San Antonio Abad de Trigueros acogió a la Cruz de Los Naufragos de Lampedusa,
   Dicha Cruz, obra del artista Franco Tuccio y Bendecida por el Papa Francisco, esta hecha con restos de madera astillada de barcas, esta bastante despintada, marcada con la huella de muchos clavos, muy sencilla, pero también muy dolida, por todo el significado y el simbolismo que esta Cruz tiene.
  La iniciativa “Viaje de La Cruz de Lampedusa promovida por la Fundación Casa de las Artes y del Espíritu de Milán, trabaja en favor de las personas más débiles y desfavorecidas, sobre todo trabaja con el colectivo de niños y de jóvenes que pasan
por graves dificultades en el ámbito social.
cruz62
   Esta Cruz esta recorriendo la Diócesis de Huelva, y dentro de ese recorrido, visito durante la jornada dominical de ayer la Parroquia triguereña.
   Por este motivo, el Templo Mayor de esta localidad, permaneció abierto, quedando expuesta en su interior dicha Cruz, y fueron muchos los ciudadanos que se acercaron a la Parroquia a conocer el significado y el simbolismo que la misma tiene.
cruz7
   Durante esta jornada, los ciudadanos pudieron conocer de primera mano testimonios desgarradores de personas que han sobrevivido a eternos viajes en barcas totalmente frágiles e inestables, viendo mujeres embarazadas dar a luz a sus bebes en condiciones infrahumanas, sin prácticamente poderles dar nada ni de comer ni de beber, morir a familiares y amigos a su mismo lado, y permanecer horas y horas en una mar congelado hasta poder ser rescatado.
   Estos testimonios permitieron reflexionar a todos estos ciudadanos sobre el drama de la inmigración, teniendo la oportunidad de encontrarse de bruces con el inmenso
dolor y sufrimiento de tantas y tantas personas que tienen que abandonar sus lugares de origen y/o de residencia persiguiendo una vida mejor.

                                                                                                                                   Antonio Miguel López.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.