La Virgen del Carmen y el Cristo del Carmelo abrieron sus puertas para recibir a San Antonio Abad

FE

La Iglesia Conventual que la Orden de los Carmelitas Calzados tiene en Trigueros, y donde tienen su sede canónica las hermandades de Nuestra Señora la Virgen del Carmen y la del Santo Entierro de Cristo, Nuestra Señora de la Soledad y Santísimo Cristo del Carmelo, abrieron sus puertas de par en par para recibir a San Antonio Abad.

Como cada “Lunes del Santo”, ambas Juntas de Gobierno, y un cada vez mayor y creciente número de vecinos y vecinas de la localidad, y de fuera de ella, aguardaban con nerviosismo la llegada de “Su Santo Patrón” al hermoso Templo Mariano para recibirlo con mucho cariño y devoción.

Los repiques de las campanas de la bella Iglesia Conventual triguereña anunciaban que esa venida estaba muy próxima a realizarse. Cuando la “Venerada Imagen” llegó a las puertas de la misma, los costaleros que portaban “el hermoso Paso de Plata” pasaron a su interior, viviéndose momentos únicos e irrepetibles.

Ambas Hermanas Mayores lo recibieron con “Vítores y Vivas”, y con hermosas ofrendas florales, para a continuación, todos los allí presentes cantar el “Himno del Santo”, bajo cuyos sones fue mecida con mucho gusto y esmero la Imagen del “Santo Bendito”.

Los sentimientos a flor de piel, las emociones contenidas y las lágrimas en los ojos de los allí presentes, supusieron una prueba más de que las fiestas mayores triguereñas, van mucho más allá de una mera manifestación festiva, porque San Antonio Abad es “Santo y Seña” para todos los triguereños y triguereñas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.