Los Centros de Servicios Sociales Comunitarios atienden a 6500 personas durante el estado de alarma

PROVINCIA

La vicepresidenta de Territorio Inteligente, María Eugenia Limón, ha participado, junto a la responsable técnica de los Servicios Sociales Comunitarios, Isabel Santana, en una reunión de coordinación con las nueve directoras de las zonas básicas en las que está dividida la provincia.

En esta reunión de trabajo, Limón ha reivindicado unos servicios sociales “públicos e igualitarios”, capaces de responder a las múltiples necesidades que la crisis sanitaria ha provocado en la ciudadanía onubense, sobre todo entre la población más vulnerable.

La vicepresidenta de Diputación, que ha agradecido el intenso trabajo realizado por los equipos de servicios sociales durante el estado de alarma, ha informado que se ha reforzado el personal de la Red de Servicios Sociales Comunitarios con la contratación de 12 trabajadores sociales (once mujeres y un hombre).

Estas nuevas incorporaciones se unen al personal (165 personas) que trabaja habitualmente en las zonas básicas de servicios sociales del Andévalo, Cinturón Agroindustrial, Condado Norte, Condado Sur, Costa, Cuenca Minera, Ribera del Tinto, Sierra Este y Sierra Oeste.

A través de los Centros de Servicios Sociales Comunitarios ubicados en estas zonas, Diputación asiste, en estrecha y permanente colaboración con los Ayuntamientos de la provincia, a 74 municipios menores de 20.000 habitantes, que representan una población de 241.000 residentes.

María Eugenia Limón ha resaltado que “desde el minuto cero la Diputación de Huelva ha estado al lado de las personas y familias que más lo han necesitado”. A este respecto, ha recordado la campaña de ayuda de emergencia y garantía alimentaria, que con una inversión inicial en los tres primeros meses de 300.000 euros y la colaboración de los Ayuntamientos, ha atendido a 1.044 hogares (3.071 personas).

También, la asistencia durante este período a 2.500 familias (6.500 personas) con problemas para satisfacer sus necesidades más básicas; los más de 400 núcleos familiares a los que se les ha ofrecido asistencia psicoeducativa; y las 4.800 personas usuarias del SAD, que gracias al trabajo profesional y responsable de 1.650 auxiliares, han recibido atención personal en sus propios hogares.

La vicepresidenta de Territorio Inteligente ha resaltado la capacidad de adaptación demostrada por los equipos comunitarios de servicios sociales de Diputación para hacer frente a la crisis sanitaria, implementando ayudas de emergencia y medidas extraordinarias, sin abandonar la atención personal y el apoyo psicológico a las familias y las acciones informativas y de asesoramiento para el acceso de la población a los distintos recursos y prestaciones sociales existentes, como la Renta Mínima de Inserción de Andalucía o el plan Syga.

A este respecto, María Eugenia Limón, ha recordado que los Servicios Sociales de Diputación y de los Ayuntamientos ya están realizando labores de información y orientación para la tramitación del Ingreso Mínimo Vital, al que ha definido como una medida “trascendental para la protección social contra la pobreza”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.