Los Cochinos del Santo

OPINIÓN

Por Antonio López:

Aún no se han apagado los ecos del cantico de los últimos villancicos, cuando otros dos sonidos muy entrañables y conocidos llegan a los oídos de todos los triguereños y triguereñas inundando sus corazones de gozo y de alegría.

Se trata de los sonidos provenientes de la flauta y del tamboril que acompañados por los cerdos recorren las calles del municipio situado en pleno corazón de la campiña onubense, que sin apenas tiempo para proceder a la retirada del Nacimiento, y en el epílogo mismo de las Fiestas Navideñas, comienzan a ver pasar por las puertas de sus casas “los cochinos del Santo” saliendo a su encuentro para comprar “la tradicional papeleta” que le de derecho a participar en el sorteo que se celebrará el próximo lunes 27 por la noche, antes de la entrada definitiva de San Antonio Abad en su Ermita.

Desde el mismo día 6 de enero, Día de Reyes, y como marca la tradición, Trigueros despide la Navidad y comienza a preparar, dándole la bienvenida a las Fiestas en Honor a San Antonio Abad.

En su caminar diario, los cerdos guiados por el sonido de la flauta y del tamboril, van recorriendo todas las calles del municipio triguereño, pasando por todos y cada uno de sus rincones.

A su paso, los vecinos y vecinas de la localidad, se asoman a las puertas de sus casas, acercándose a la comitiva viajera para adquirir “papeletas”, con la ilusión de que en el sorteo del lunes´por la noche, tras finalizar la Procesión de San Antonio Abad, y al concluir “la escapá”, le toque alguno de “los cochinos del Santo”.

Esta comitiva viajera como decimos, también se desplaza a alguno de los municipios vecinos, caso de Beas o de San Juan del Puerto, llamando la atención de sus ciudadanos que también salen a su encuentro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.