María Domínguez: “sólo pensaba que era el día y no íbamos a poder salir”

SEMANA SANTA
   La Hermandad Sacramental de Jesús y María ha vivido este año un Jueves Santo que no olvidarán nunca, un Jueves Santo diferente a todos los que hayamos podido vivir y ojalá sea el último en estas circunstancias.
    Sus redes redes sociales se inundaron en el día de ayer de sentimientos especiales que sólo se sienten cuando se está dentro de una hermandad, bien sea desde la Junta de Gobierno, debajo de un paso, de capataz o de penitente, la Semana Santa se vive de otra manera.
   Como nos contaba María Domínguez, miembro de la Junta de Gobierno y costalera del Cautivo, “llevamos toda la semana con una sensación muy rara, porque nosotros cuatro o cinco días antes es un ir y venir constante para que todo salga perfecto, pero ayer me levanté con esa cosa metida dentro de que era el día y no íbamos a poder salir , pero bueno, este año ha sido así y ya está, otro año será”.
   Ayer fue un día en el que “el móvil se llevó todo el día sonando, todos escribiendo sobre su Virgen, su Cristo, dándose apoyo unos a otros”. Para los costaleros y costaleras también es un día especial, “porque ser costalera es algo que se siente, no es solo ponerte un costal, tu te metes ahí sabiendo que llevas arriba a alguien que es muy importante para ti. Es como decir te voy a sacar porque tu tienes que salir y necesitas a alguien que te lleve y yo quiero llevarte”, nos comentaba María emocionada.
   La Hermandad Sacramental de Jesús y María hace su estación de penitencia el Jueves Santo a partir de las siete y media de la tarde con su tres titulares el Señor Cautivo, el Gran Poder y la Virgen de los Dolores y aunque este año como todas las hermandades no han podido salir han llenado sus redes sociales de emocionantes textos dirigidos a sus titulares describiendo de una forma muy emocionante lo que significa para todos el Jueves Santo.
Ánimo a todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.