Miércoles Santo: Conoce a tu enemigo

FE SEMANA SANTA

Por Rafael Benítez Arroyo

Párroco de Trigueros

  El evangelio de hoy nos recuerda que el traidor vive con nosotros y, sin embargo, es parte de un plan más grande que su propia miseria. En los días que preceden al Triduo Pascual se proclama el prefacio de pasión que dice: “Porque se acercan ya los días santos de su pasión salvadora y de su resurrección gloriosa; en ellos celebramos su triunfo sobre el poder de nuestro enemigo y renovamos el misterio de nuestra redención.”
   Nos da la ocasión de preguntarnos ¿quién es nuestro enemigo? Porque si no identificamos al adversario, difícilmente podremos defendernos de él. Pudiera pasar que esté viviendo cómodamente en nuestra casa y no hayamos advertido su presencia. Hoy leía la enésima bobada contra la fe: “no te salvará la religión del coronavirus, te salvará la ciencia”. ¿En serio? Cuando la ciencia te haya curado, que no es lo mismo que salvado, cuando tu casa esté limpia del virus y recuperes esa sensación de seguridad en que vivías antes, ¿qué sucederá? ¿Todo tendrá sentido? ¿Habrá desaparecido la muerte de tu horizonte? Cuando todo “vuelva a la normalidad” ¿no volverá a instalarse en ti el enemigo en una casa adecentada, como aquellos demonios que citaba Jesús en el evangelio de Mateo? ¿No volverá a instalarse en ti la soberbia? ¿No lo hará ese egoísmo que te endiosa y te impide ser humilde? ¿No volverá la frivolidad y el vivir de apariencias ciego a las necesidades de tus semejantes? Habrás recuperado la salud y eso está bien y es lo que deseamos todos. Pero ¿volveremos de ese pequeño Gólgota recuperados, renacidos, resucitados?
   Hay quien dice que esta experiencia nos cambiará para mejor. En bastantes puede que así sea, pero veo síntomas de que no podemos generalizar. Mientras tanto, agucemos el oído, abramos los ojos, despejemos el corazón de lo que pueda impedirnos contemplar y dejarnos cambiar por el misterio del amor más grande, el que obtuvo para nosotros la verdadera salvación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.