Rocío González: “Volveremos a vivir un Rocío distinto, pero nuestra prioridad ahora es la salud”

EL ROCÍO Fiestas y Ferias NOTICIAS PERSONAS TRADICIONES

La Hermana Mayor de la Hermandad del Rocío de Trigueros, Rocío González, lamenta que, un año más, el Covid-19 impida la celebración de la romería más universal

Y es que este 2021 los devotos de la Virgen tendrán que revivir un Rocío de pandemia, marcado por las ausencias, las restricciones y la imagen atípica de una aldea vacía que solía reunir a un millón de peregrinos.

Según ha informado la Hermandad Matriz de Almonte, se ha decidido, además, la suspensión del traslado de la Virgen desde la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Almonte a su ermita. La Virgen del Rocío lleva en Almonte desde que en agosto de 2019 fuera trasladada desde su ermita a la parroquia almonteña, tradición que se celebra cada siete años y cuyo traslado ha quedado suspendido de nuevo en este 2021.

Ante una situación como esta, solo queda resignarse. Desde la hermandad triguereña, la Hermana Mayor asegura que se intuía perfectamente que no iba a haber romería, tras ver el aumento de los contagios. “Es lo más sensato”, explica Rocío González a triguerosnoticias.es

 “Tendremos Pentecostés y lo celebraremos como podamos, dentro de las medidas establecidas en función de la evolución de la pandemia, respetando siempre las normas. Viviremos nuevamente un Rocío distinto, pero seguiremos festejándolo”, explica.

Para la triguereña, pese a la crudeza de la realidad, la cancelación de la romería es lo más responsable, teniendo en cuenta, dice, que ahora mismo lo primordial es la salud: “Tenemos que cuidarnos y llegado el momento podremos retomar todo lo que conlleva la romería: la preparación, las vivencias… al fin y al cabo, queremos que todo pase cuanto antes. Por eso, ahora debe primar la salud. Al fin y al cabo la Virgen va a estar ahí siempre y eso no cambiará. Aunque, eso sí, nos tocará vivirlo desde el lado más espiritual”, cuenta Rocío.

La Hermandad del Rocío de Trigueros se enfrenta a esta “triste” noticia justo después de vivir, al igual que sus vecinos, el mes de enero más raro de la historia. Un enero sin Santo. Así lo han reflejado desde la hermandad, a través de sus redes sociales, con unas bonitas imágenes del día de la tradicional ofrenda floral a San Antonio Abad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.