Última candela en la puerta de la ermita

FE TRADICIONES

Viernes 24 de enero de 2.020, 22:06 de la noche, acaba de finalizar la “Octava Novena en Honor a San Antonio Abad”, poco a poco el Templo Mayor triguereño se va quedando vacío de feligreses, que han asistido a la Penúltima Función de Iglesia del Solemne Novenario.

La noche, al igual que el resto del día, continúa siendo desapacible. Muchos de esos feligreses que reconfortados tras participar en la Solemne Eucaristía van abandonando el Templo, se van a quedar en “la candela”, que como cada noche, y desde el viernes 17 de enero, y al concluir la misma, se enciende en una de las puertas mismas de la Parroquia triguereña, honrando al “Patrón” de la localidad.

Otros muchos de esos feligreses, acompañados por los sones de la flauta y del tamboril, se dirigirán a “la candela”, que como cada noche, y desde el mismo viernes 17 de enero, se enciende en la puerta de la Ermita del “Santo”.

Tanto en la una como en la otra, y en torno al fuego purificador, existe un denominador común, la figura, la vida y la imagen de San Antonio Abad, nexo de unión de todos los triguereños y triguereñas y su “Santo Patrón”.

En torno al fuego purificador como decimos, ya se cuentan las horas que faltan para que el hoy sábado , sobre las 17:30 horas, la “Venerada Imagen del Patrón de Trigueros”, cruce el dintel de su Ermita y se dirija a la Parroquia Mayor triguereña, acompañado por todos los vecinos y vecinas del municipio.

Y en torno al fuego purificador como decimos, estos, y el resto de vecinos y vecinas de la localidad, esperan ansiosos, que San Antonio Abad pase por su calle, llegue a su casa, se pare en su puerta, y entre “Vítores” y “Alabanzas”, el “Santo Bendito” bendiga a todos los residentes y familiares de la misma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.